Couchsurfing y Wwoofing: viajar nunca fue tan sencillo

¿Quiere descubrir nuevos paisajes, aprender nuevos idiomas o experimentar nuevas culturas? ¿Y que además sea gratis? ¡Es posible! Gracias al couchsurfing y woofing, puede ir por precios nimios a la otra punta del mundo.

El couchsurfing para un viaje corto  

El couchsurfing (o viajar de sofá en sofá) es un nuevo método de viajar, ya sea en el país propio o en otro, en el que puede pasar una pequeña estancia con un lugareño a un precio muy bajo.

¿Cómo es eso posible?

En primer lugar, el concepto de ofrecer alojamiento temporal a uno o más desconocidos se basa en valores como el desinterés y la generosidad. En nuestra sociedad occidental, donde nada es gratis y todo intercambio se basa en intereses personales, la empresa Couchsurfing ha decidido crear una aplicación que permite la comunicación entre el surfista (o viajero) y el anfitrión.

Las intenciones de los viajeros son muy claras, pero, ¿y las de los anfitriones? No solo tienen que recibir a los surfistas, sino también proporcionarles comida, dejarles usar el baño y darles un lugar donde dormir,. En ocasiones, los anfitriones eran anteriormente surfistas, y ahora ofrecen el mismo servicio que recibieron. En otros casos, es simplemente para tener experiencias enriquecedoras con gente o facilitar que otros descubran su país.

Por tanto, el couchsurfing es un reflejo de los valores humanos. Al mismo tiempo, se comparten preciosos momentos con la gente local y se usa el tiempo para planificar el próximo destino. El couchsurfing es una gran opción para viajar con buenos precios, aunque es solo para viajes cortos. Al fin y al cabo, por razones económicas, los anfitriones no pueden asumir los gastos de alojamiento durante un período largo de tiempo. Por tanto, los surfistas se quedan solo unos días.

Wwoofing para viajes más largos

¿Qué pasa si quiere quedarse más tiempo en el país? ¿Le gustaría estar más tiempo con los lugareños? ¡También es posible! La hospitalidad de los anfitriones siempre tiene sus límites, por lo que la empresa WWOOF ha desarrollado un concepto diferente. El Wwoofing. El Wwoofing se basa en los mismos principios que el Couchsurfing, con la diferencia que los viajeros le ofrecen al anfitrión varios servicios a cambio de su hospitalidad.

Estos servicios son principalmente trabajos agrícolas, en los que los lugareños ofrecen una mano para cuidar de la granja o el jardín. Este no es un concepto nuevo, ya que muchas asociaciones ofrecen a los voluntarios alojamiento y comida a cambio de diversos servicios. Lo más importante del Wwoofing es el intercambio cultural. Además de encontrar a alguien para trabajar, Wwoof ofrece contacto humano, convirtiendo este intercambio en una experiencia enriquecedora.

La experiencia de Nicolas

Nicolas es mi primo, al que veo de vez en cuando, aunque siempre que esto pasa me cuenta de sus fascinantes viajes. En 2017 decidió emprender una aventura con su esposa y sus dos hijos y fueron de viaje un año a Nueva Zelanda. Fue gracias a Wwoofing que pudieron estar tanto tiempo, a un módico precio. Se pusieron en contacto con los anfitriones antes de irse y, a pesar de pasar algunas noches en su coche, prácticamente siempre encontraron un sitio donde quedarse.

Se dedicaban a hacer trabajos agrícolas. Conocieron a neozelandeses y, a pesar de la barrera lingüística, el intercambio siempre fue cálido. Todo esto mientras viajaban, descubrían nuevos paisajes y hacían recuerdos inolvidables. Este viaje les ha permitido volver a los principios y centrarse nuevamente en los valores fundamentales. Hoy en día, recomiendan esta experiencia a todos. Además, ellos mismos han dado la bienvenida a viajeros en sus viajes… Para Nicolas, Wwoofing es una forma de vida.  

Couchsurfing y Woofing: Cinco razones para emprender en esta aventura.

1) Conocer nuevas culturas y tradiciones 

2) Descubrir nuevos puntos de vista para desarrollarse como persona 

3) Conseguir más energía saliendo de la zona de confort 

4) Aprende o practica un idioma extranjero 

5) Establece lazos sólidos con gente nueva

¿Un esfuerzo arriesgado?

El couchsurfing y el Wwoofing parecen utópicos, pero hay algunas cosas que considerar antes de ir a algún sitio o ver a gente. Siempre se nos dice «cuidado con los extraños» y es cierto que no se pueden saber las intenciones de otra persona de antemano. Se toma un voto de confianza cuando se recibe a otra persona en el hogar. Por este motivo, es importante discutir con mucha antelación las condiciones de la estancia.

A pesar de esto, el riesgo no desaparece. Son aspectos que hay que tener en cuenta y, para no exponerse mucho en el extranjero, hay que preparar un presupuesto de emergencia por si la situación no se desarrolla como estaba previsto. Asimismo, es recomendable no viajar solo, sobre todo si es la primera vez. Para ayudarle a orientarse por el país y superar la barrera lingüística, le ofrecemos traducciones certificadas , hechas por nuestros expertos

Por último, le recordamos que el couchsurfing y el Wwoofing son formas de vida. Desde el momento en el que empieza el viaje, los usuarios comparten valores, como la generosidad y el respeto por la biodiversidad, un valor principal para Wwoof. Por tanto, si es una persona curiosa, aventurar y cercana a la naturaleza, ¡no dude en lanzarse a esta aventura!  

Victoria
Soy estudiante de traducción e intrpretación y me fascina todo lo relacionado con este campo. La traducción está presente en absolutamente todo lo que hacemos día a día y abre una gran cantidad de oportunidades.

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *