Sus ventajas

Aquí le explicamos las ventajas de una traducción profesional frente a otras alternativas comunes.

¿Se pueden hacer, por cuenta propia, traducciones profesionales más baratas? ¡NO!

El mundo del trabajo se está volviendo cada vez más internacional y, a menudo, también merece la pena hacer negocios con otros países. Para ello, se necesita como mínimo un sitio web en una lengua extranjera. Del mismo modo, se pueden añadir también en él instrucciones de uso, términos y condiciones generales, cartas y formularios en el mismo idioma también. extranjero.

¿Qué opciones están disponibles para conseguir esta traducción y por qué debería ponerse uno en contacto con una agencia de traducción?

 

1. Programas de traducción

¿Tristemente célebres, pero prácticos? Los traductores de Google y otros programas de traducción tienen a un solo clic del ratón todos los idiomas y combinaciones de idiomas listos. Son completamente gratis y traducen los textos en segundos.

Eso puede ser cierto, pero la calidad de las traducciones sufre en consecuencia. Como más desconocida sea la lengua o la combinación de idiomas, peor será la traducción. Esto llega tan lejos que lleva a graves malentendidos o a que incluso el texto deje de ser comprensible. Por supuesto, hay que evitar eso. De hecho, los textos más difíciles son, a menudo los que, por su importancia, realmente necesitan una buena traducción.

Para cartas privadas sí se pueden usar los programas de traducción, pero si lo que uno busca es dar una buena impresión con un socio comercial, todo lo escrito debería estar libre de errores. Los programas de traducción no logran eso. Siempre contienen errores gramaticales o en la construcción de las oraciones que nunca dejarán de avergonzarle frente a su socio comercial.

 

2. Traducir por cuenta propia

¿Qué sucede si teóricamente se domina un idioma? Actualmente se requieren muchas traducciones del alemán al inglés y, por norma general, todos los alemanes que han asistido a la escuela después de 1990 hablan inglés.

Para muchos, sin embargo, el inglés escolar está oxidado. Ciertamente pueden expresarse en general, pero en los negocios cuentan mucho una primera impresión buena y la profesionalidad. Así, en la página web junto con diseño, el lenguaje quizás sea el factor más importante. Todo tiene que sonar profesional y correcto. Y, por supuesto, no pueden haber errores en la elección de las palabras, la ortografía, la gramática o la estructura de las oraciones.

¿Quién se atreve a escribir un texto completamente libre de errores en un idioma extranjero?

Por todo ello, traducir uno mismo sus textos toma su tiempo y incluso si hay un compañero que se ocupe de ellos, este deberá ser pagado y necesitará varios días, obteniéndose todavía un resultado mediocre. Entonces es cuando surge la pregunta de si resulta más económico traducir por cuenta propia los propios textos o si es mejor trabajar de forma más productiva y obtener una traducción profesional más rápidamente.

¿Qué sucede si hay un hablante nativo en la empresa o un empleado bilingüe? En principio, este debería ser capaz de realizar esas traducciones. No obstante, una vez más, hay que preguntarse si no es mejor que este empleado trabaje en otra cosa.

Además, no todos los hablantes nativos son competentes en el lenguaje comercial, especialmente si no han trabajado en el país respectivo. Y aún hay algo más: es muy posible que un hablante nativo escriba mal y con errores ortográficos. Muchos alemanes cometen también ocasionalmente errores con el lenguaje. No todo el mundo domina la ortografía y la gramática a la perfección. ¿Cuándo deben escribirse los adjetivos referentes a un país, por ejemplo, con letra mayúscula y cuándo en minúscula?

Por todas estas razones, merece la pena disponer de una traducción profesional.

 

3. Traductor por cuenta propia

También se puede obtener una traducción de un traductor por cuenta propia. Esta también puede ser profesional y sin errores. Sin embargo, los traductores independientes a menudo no están especialmente capacitados. Les gusta dominar los idiomas extranjeros, pero no conocen las estrategias de traducción habituales. En resumen, uno no sabe bien qué calidad obtiene.

Para ello, cada traductor solo debería traducir a su lengua materna. El idioma y la combinación de selección de un profesional independiente serán, por lo tanto, siempre limitados en comparación con los de una agencia de traducción. Así, si quiere traducir con una buena calidad en varios idiomas, se ofrece una agencia. Una agencia de traducción goza normalmente de más personal y las traducciones urgentes se pueden procesar más rápido.

Además, solo las corregirá el primer traductor y en ningún caso otro hablante nativo. Por lo tanto, los errores pueden evitarse más fácilmente.

 

4. Conclusión

Quien quiera una garantía de calidad para causar una buena impresión en sus clientes y socios comerciales, debería elegir una agencia de traducción. Posiblemente ni siquiera tenga que pagar más de lo que se gastaría traduciéndola uno mismo. Por el contrario, la traducción estará lista más rápido y tendrá una mejor calidad.

¡Las traducciones son una cuestión de confianza!

feature_stars  

98% de nuestros clientes nos recomiendan