Berlin – La ciudad más interesante de Europa

Berlin – La ciudad más interesante de Europa

Berlin es “la mejor ciudad de Europa”. Esta es la conclusión a la que ha llegado un estudio de la organización “Youthfulcities“, que evalúa las ciudades en función de lo atractivas que resultan a personas menores de 30 años.

A nivel mundial, Berlín solo ha sido derrotada por la canadiense Toronto. Así, la capital de Alemania es más popular que Nueva York (tercer puesto), París (quinto puesto) y Londres (séptimo puesto).

Algunos de los criterios empleados en este estudio son factores como, por ejemplo, el hecho de que la ciudad sea un escenario de película idóneo y festivo, con infraestructura y acceso gratuito a Internet.
Pero, ¿qué hace realmente de Berlín la ciudad más interesante de Europa?

1. Encanto decadente de la mano de arquitectura moderna

Berlín no está “rehabilitada”, sino más bien todo lo contrario: la ciudad brilla como nunca como si de un escenario de película se tratara. Hasta las grietas en la arquitectura gozan de un peculiar y decrépito encanto. Los lugares emblemáticos cuentan la historia de Berlín y nos transportan a otros tiempos. En la ciudad nacen nuevas ideas, pero siempre sin olvidar el pasado.

2. Locales y espacios abiertos

En Berlín todavía quedan muchos espacios abiertos a artistas, vanguardistas y librepensadores. Existen muchísimas oportunidades culturales y de ocio que contribuyen al bienestar de la comunidad y, aunque los inversores se están alzando a gran velocidad, la propuesta popular es todavía significativa. Los berlineses luchan incluso por sitios como el parque del aeropuerto Tempelhof frente a otros intereses, ya que es considerado un lugar singular.

3. Infinitas ofertas culturales

Se dice sobre la tienda más famosa de Londres que si no puedes comprar en Harrods es porque no existe. Una buena analogía con Berlín bien podría ser que no importa qué es lo que quieras experimentar: en Berlín lo encontrarás.
Tango argentino, baños turcos, películas de terror italianas de los sesenta, fotografía americana, tres teatros de ópera y más de ciento cincuenta teatros… La oferta cultural de Berlín parece no terminar nunca. Podrías recorrer las ofertas culturales montado en el tranvía durante 24 horas seguidas y tras 100 días todavía no las habrías visto todas.

4. Sociedad despreocupada y mucha tolerancia

Hay uno que lleva una tele en la cabeza, otro sentado en el tranvía vestido de princesa y dos esperan en la estación vestidos de charol y cuero, atados entre ellos con unas esposas. Nadie parece inmutarse. Ni el perro más colorido de Berlín logra sorprender. Aquí la máxima es que “cada uno a lo suyo”, como ya dijo Federico el Grande cuando le proclamaron Rey de Prusia en el siglo 18 en Berlín.

5. La oportunidad de pasar día y noche en la calle

La Gran Manzana es conocida por ser la ciudad que nunca duerme, pero solo en Berlín existen pubs que abren de viernes a lunes y los afters se han normalizado aquí de tal manera que los hay que prefieren salir a bailar durante el día para no perder horas de sueño. El día está hecho para la noche… ¡Y no hay mejor lugar para pasarla que Berlín!

6. Do you speak German? Internacionalidad

En Berlín es posible encontrar gente de cualquier país. Existe un constante intercambio cultural y lingüístico que promueve la oferta cultural y culinaria de la ciudad: los cruasanes del panadero francés saben como los de París y el mejor ceviche es el del peruano.

7. Alquileres baratos en distritos que se han librado de la gentrificación

A pesar de que el precio del alquiler está subiendo estrepitosamente, Berlín es una ganga comparada con grandes ciudades como París, Londres o Nueva York. Los artistas hallan aquí libertad y creatividad. Si echas un vistazo fuera del núcleo de la ciudad, es posible encontrar maravillas a precios razonables.

espagnol

Leave a Reply Text

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *