Así encuentran los estudiantes una vivienda o un piso compartido en Berlín

Así encuentran los estudiantes una vivienda o un piso compartido en Berlín

Berlín siempre será querida por los estudiantes. Entretanto, quien se muda de nuevas en la ciudad, tiene la dificultad de encontrar dónde quedarse. Berlin Translate tiene diez consejos para la búsqueda.

Para la búsqueda en casa de amigos berlineses o vivir en un hostal

Quien venga de fuera y quiera encontrar una habitación en un piso compartido o una vivienda en Berlín, debe olvidarse de la idea de buscar cómodamente un apartamento desde su casa. Mediante las visitas de pisos por Skype se puede encontrar frecuentemente una habitación de alquiler vacacional. Asimismo, el oferente de apartamentos de Berlín es muy exigente. Se quiere conocer a los solicitantes en persona y bajo sus condiciones. Las consultas que se organizan con un margen de tiempo de “puedo estar en Berlín desde el martes a las 11:00 hasta el jueves a las 13:00” son filtradas. Quien no quiera vivir con un alquiler vacacional, puede quedarse una semana en un hostal o en casa de amigos en una cama que tengan adicional.

Mejor no coger una mini habitación

Un buen tamaño para sentirse agusto en una habitación de un piso compartido después de un par de meses es de 18 metros cuadrados. Según el estudio “Fachkraft 2020”[1], la media de alquiler con gastos incluídos que los estudiantes berlineses pagan al mes es de 330 €. 18 metros cuadrados no deben costar mucho más. La petición de más de 500 € por parte de los compañeros de piso es para quedarse ellos mismos con el dinero restante. Tampoco está de más dejarse ver como subinquilino del contrato original.

Escribir personalmente a los anunciantes, no por correos masivos

Si se busca un piso compartido, es más efectivo escribir una respuesta y enviarla a cada uno de los posibles anuncios. Un correo masivo no siempre da una buena impresión a los arrendadores. Al contrario, ellos prefieren que se entre en su reclamo de manera directa. Algunos anuncios esconden fórmulas en sus textos que se deben escribir en el asunto del correo de respuesta, así se comprueba si el solicitante ha leído realmente el anuncio por completo.

Serás el primero si utilizas el botón de actualización en la búsqueda online

El botón de actualización en la ventana del buscador debería ser el mejor amigo para los que buscan una vivienda. Así, cuanto más antiguo sea el anuncio, menos posibilidades hay. Una oferta de piso compartido de hace una semana seguramente ya haya sido adjudicada. Por el contrario, quien responde el primero a un nuevo anuncio es el que tiene mayores posibilidades. Cuando uno se organiza, debe también comenzar la búsqueda de vivienda lo antes posible, antes de que tenga la carta de admisión de su universidad en el buzón. Cuanto más se acerca el comienzo del nuevo semestre, más interesados aparecen en el mercado.

Publicar solicitudes adicionales

En lugar de reaccionar solamente a las ofertas, se puede también ser activo y escribir una solicitud en los típicos portales web. Las frases más utilizadas y que siempre se escuchan son: “No busco un piso en el que no tenga relación con mis compañeros pero también valoro tener tiempo para mi”, “soy ordenado y limpio pero no un fanático de la limpieza” y “me gusta salir de fiesta pero prefiero cerca de casa”. Para que la solicitud tenga más atención es aconsejable configurarla de nuevo cada dos días. Así, se queda en la primera página de la lista de solicitudes. Si se baja más en la página web, apenas se reciben “clics”.

Buscar también en el oeste de la ciudad

Las viviendas y pisos compartidos en las zonas de moda como Prenzlauer Berg, Friedrichshain, Mitte, Kreuzberg y Neukölln son las más competitivas. Quien no le de mucha importancia a estar en un ambiente de hogar hippie, prefiera tener rápidamente un techo bajo el que vivir y, por lo general, esté en la búsqueda del precio más barato por metro cuadrado, debe mirar en Charlottenburg, Wilmersdorf, Wedding, Moabit y Tiergarten. Aquí también hay barrios bonitos. Y cada vez se escucha más que el City West también está en auge.

Conseguir una licencia para alquilar un apartamento subvencionado por el Estado

 Quien no alcance un límite de ingresos de 16.800 € al año puede pedir una licencia para alquilar un apartamento de protección oficial en el departamento de vivienda del distrito. Con esta licencia, algunos estudiantes pueden recibir viviendas de protección oficial (VPO). Los buscadores de viviendas que aún no tengan un lugar donde vivir en Berlín pueden darse una vuelta por el Ministerio de Vivienda de allí. Estos deben llevar obligatoriamente un carné de estudiante actual o un certificado de matriculación, su aviso BAföG[2] y una prueba de estar bajo el mantenimiento parental o con sus propios ingresos. Quien reciba una beca también necesita un certificado.

Buscar también análogamente o por Facebook, no solo en los portales

Hoy en día, la mayoría de los estudiantes buscan en portales web como www.immonet.de, www.immobilienscout24.de%2c/, www.immowelt.de, www.studenten-wg.de, www.wg-gesucht.de o www.studenten-wohnungen.de. O se unen a grupos de Facebook como “Studenten Wohnungsbörse Berlin”[3] o “Wohnung frei in Berlin”[4]. Pero también merece la pena echar un vistazo a los tablones de anuncios de la universidad, sobre todo cerca de la Mensa[5], o en los anuncios del periódico. Las inmobiliarias dejan anuncios en el “Berliner Morgenpost” cada domingo por la noche.

Llevar consigo documentos como la información Schufa

Cada estudiante debe llevar consigo seis documentos para la visita de un piso. Un formulario de “Selbstauskunft des Mietinteressenten”[7] debidamente cumplimentado (se puede descargar desde la página web de las inmobiliarias o de la administración de fincas), un certificado de matriculación, un aval de los padres, una prueba del salario de éstos (los últimos tres meses) y una copia del carné de identidad o del pasaporte, así como la información Schufa.

Sobre todo: relajarse

¿El comienzo del semestre está muy cerca y aún no tienes una habitación en un piso compartido? Antes de que los solicitantes de alojamiento empiecen a suplicarle al cielo –

“Me encanta limpiar. Yo me hago cargo de eso por vosotros”, “me encantaría cocinaros cada semana gratis” o “conozco a cada portero de los locales de la ciudad, conmigo entráis gratis seguro” – es aconsejable relajarse. Precisamente para los castings de pisos compartidos es importante dar una impresión relajada y amigable. Según la redacción del “Berliner Morgenpost”, no existen estudiantes que no encuentren alojamiento en ninguna parte durante meses y tengan que dormir en el campus. Así que saca conclusiones y se inteligente: Se puede conseguir, incluso en Berlín.

[1] En español: “Especialista 2020”. (N. del T)

[2] Es una Ley Federal de Promoción de la Enseñanza en la que el gobierno alemán reparte créditos estudiantiles para sufragar los estudios. (N. del T)

[3] En español: “Bolsa de viviendas para estudiantes” (N. del T)

[4] En español: “Apartamentos libres en Berlín”. (N. del T)

[5] Comedor universitario

[6] En España existe algo parecido llamado el Registro de Aceptaciones e Impagados (RAI). (N. del T)

[7] En español: “Declaración propia del interesado en alquilar”

espagnol

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *